Jacobo Zabludovsky, icono del periodismo en México

Jacobo Zabludovsky fue un icono del periodismo en México, reconocido por su trabajo a nivel nacional como internacional, con casi 70 años de trayectoria logrando entrevistar a las máximas figuras de todas las artes, el deporte, la política y los espectáculos.

Fue fundador de esquemas de noticiarios que no existían en el país, por lo que varios de los grandes periodistas que hoy marca tendencia, fueron sus alumnos, así lo aseguran Lolita Ayala, Joaquín López-Dóriga, Heriberto Murrieta.

“De Zabludovsky aprendí a ser reportero de televisión, pues en aquel entonces no existían, los noticiarios eran de locutores. El de Canal 2 lo hacía "Excélsior"; el del 4, "Novedades". Todas las notas eran de periódicos, hasta después de 1968 que Emilio Azcárraga Milmo creó la dirección de Telesistema Mexicano. Jacobo Zabludovsky fue varias eras de la noticia, luchó la nota hasta el último momento", expresó López-Dóriga.

Lolita Ayala, quien trabajó durante 25 años al lado de Zabludovsky, destacó que fue una persona muy inteligente, culta y simpática, el creador del nuevo periodismo televisivo, mientras que Heriberto Murrieta lo definió como un maestro exigente y estricto.

De entre sus enseñanzas, subrayó, están las de cómo hallar la noticia, cómo redactarla y sin rodeos, "sin echarle mucha crema a los tacos y luego opinar sobre ella”.

Jacobo Zabludovsky fue titular durante 27 años del noticiario “24 horas”, de Televisa. Nació el 24 de mayo de 1928 y sus primeros meses los vivió en el barrio de la Merced, después creció en la colonia Doctores. Murió el 2 de julio de 2015, a los 87 años, a causa de un derrame cerebral tras permanecer hospitalizado durante varios días.

Su primer acercamiento con los medios de comunicación fue a través de la radio, cuando en su juventud escuchaba con emoción algunos programas que le despertaban la imaginación como los cuentos del “Hada Alegría”, el programa del “Tío Polito” o “Cri-Cri”. Incursionó en el oficio periodístico como corrector en el diario “El Nacional”.

Estudió en la Escuela Nacional Preparatoria número 1 y participó en el diario escolar manuscrito que se realizaba en el plantel. Posteriormente se graduó en la Facultad de Derecho, en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En 1945, obtuvo su licencia de locutor y, en 1946, ingresó a Cadena Radio Continental como ayudante de redactor de noticiarios.

Un año más tarde se incorporó a la XEX, como subjefe de Servicios Informativos.

Cuando comenzó la televisión en México, en 1950, empezó la producción y la dirección del primer noticiario profesional del país.

El 22 de junio de 1954 se casó con Sarah Nerubay Lieberman, de origen judío-ruso, con quien procreó a sus hijos Abraham, Jorge y Diana.

A lo largo de su trayectoria colaboró en diversos diarios, entre ellos “Novedades” y “Ovaciones”, así como “Claridades” y “El Redondel”. También dirigió “Primera Plana”, “Siglo Veinte”, “La Verdad en el Espacio”, “Telemundo”, “Su diario Nescafé” y “Hoy domingo”, entre otros.

El también abogado de ascendencia judío-polaca fue distinguido con múltiples reconocimientos, entre los que destacan el Premio Nacional de Periodismo de México, entregado en 1976, por su entrevista a Fidel Castro Ruz.

Sostuvo charlas con el actor Mario Moreno “Cantinflas”, el pintor español Salvador Dalí y la diva del cine mexicano María Félix.

Tuvo a su cargo narraciones de momentos clave como la llegada del hombre a la Luna (1969), las horas posteriores al terremoto de 1985 en la Ciudad de México, la Guerra del Golfo Pérsico (1990) y la caída del Muro de Berlín, entre otros.

Fue coordinador de Radio y Televisión de la Presidencia de la República y Consejero de la Dirección de Difusión y Relaciones Públicas en los sexenios de Adolfo López Mateos y Gustavo Díaz Ordaz.

Como escritor publicó los libros “La conquista del espacio”, “La libertad y la responsabilidad en la radio y la televisión mexicanas”, “Charlas con pintores” y “Siqueiros me dijo”, por mencionar algunos.

Además fue reconocido con los premios Ondas, en dos ocasiones en Barcelona, España; Ondas de Oro, Presea al Mérito en las Ciencias y Técnicas de la Comunicación Humana.

Asimismo, recibió el Premio a la Mejor Labor Informativa, por su trabajo como director de programas informativos de Televisa; Primer Premio Internacional de Periodismo Rey de España; Premio de la Asociación de Cronistas de Espectáculos de Nueva York, y Palmas de Oro del Círculo Nacional de Periodistas, A.C., entre otros.

Zabludovsky fue titular del noticiario “De una a tres”, en Radio Red, “La 69”, de Radio Centro, y columnista del periódico “El Universal”.

El día de su muerte, infinidad de personalidades de la política, los espectáculos y periodistas acudieron al Panteón Israelita de esta ciudad, para darle el último adiós.

Su hijo, el también periodista Abraham Zabludovsky, destacó que su padre dejó huella en la manera de hacer noticiarios al proponer formatos originales con ambición internacional. Consideró que su trayectoria debe ser revisada de manera objetiva, pues es uno de los grandes periodistas del siglo XX y XXI de México.

“Fue un hombre de mucho trabajo, de gran cultura y muy respetuoso de los demás. Vino de orígenes modestos y nunca olvidó de dónde venía, ni quién era. Fue leal a su barrio, a su tribu y a su clan. Era el primero en llegar y el último en irse”, expresó.

Al sepelio asistieron Joaquín López-Dóriga, Adela Micha, Emilio Azcárraga Jean, José Bastón, María Victoria, César Costa, Mauricio Herrera, Angélica Rivera, Miguel Ángel Osorio Chong y Miguel Ángel Mancer , entre otras personalidades.

Le sobreviven su esposa Sarita, sus hijos Abraham, Jorge y Diana, así como nietos y bisnietos.

::: Información de Notimex

Jacobo Zabludovsky
:::: 
Infografía de Jacobo Zabludovsky | Notimex